América Latina / Covid-19

Protocolo de traslado de detenidos en el contexto de la COVID-19

12 junio 2020

El pasado 11 de junio el componente de cooperación entre Sistemas de Justicia de EL PAcCTO organizó un webinario para analizar qué protocolo deben seguir los actores de justicia en el traslado de personas privadas de libertad durante estos meses de crisis sanitaria.

Esta actividad se enmarca dentro de las que se están realizando en el Canal COVID-Justicia creado con el objetivo de intercambiar información sobre la pandemia entre la UE y Latinoamérica para ser más eficaces en la lucha contra el crimen organizado.

Dentro de este intercambio de experiencias se identificó una necesidad por parte de algunas administraciones latinoamericanas y europeas: un protocolo de actuación en el traslado de detenidos. EL PAcCTO solicitó entonces un estudio que estableciera las condiciones médicas necesarias para este proceso que pudiera ser útil para todas las instituciones de justicia en la redacción de sus normas internas y protocolos.

En el webinario del día 11, el experto encargado del informe pudo trasladar las conclusiones y compartir la información con las instituciones de justicia presentes.

Delitos económicos tras la pandemia

Además, el día 9 de junio EL PAcCTO organizó el webinario “Delitos económicos tras la pandemia. Protección penal de los sectores estratégicos de la economía frente al crimen organizado”.

En el seminario virtual han participado expertos procedentes de fiscalías especializadas de España, Francia, Italia y Portugal y Eurojust. Han podido compartir sus experiencias en este tema con representantes de los ministerios de justicia, fiscalías y policías de varios países de Latinoamérica.

El objetivo ha sido el estudio de la presencia de la delincuencia organizada en la economía general después de la pandemia. Se trata de establecer una actuación dirigida a facilitar la definición de normativas penales adecuadas, establecer las bases uniformes de la interpretación de las existentes para facilitar la cooperación internacional y definir estrategias organizativas adecuadas de las instituciones de justicia frente al crimen organizado.

Una de las consecuencias post COVID-19 es la crisis económica generada por la parálisis actual y la incertidumbre en torno a la recuperación. Este adelgazamiento sitúa a distintos sectores económicos de los diferentes países en una encrucijada y en una posición muy débil, expuesta a la desaparición o a turbulencias financieras en un importantísimo número de casos, en perjuicio del conjunto de la economía.