Europa y latinoamérica / Delitos medioambientales

La Red Jaguar, una herramienta de trabajo para América Latina

17 abril 2020
La Red Jaguar

La Red Jaguar es el acrónimo de la Red de policías especializados en delitos medioambientales en América Latina y la Unión Europea. Las actuaciones y desarrollo de actividades son dirigidas específicamente en la región latinoamericana, concretamente en los 18 países que trabajan con el programa EL PAcCTO, (Argentina, Brasil, Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, Guatemala Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela), además de los 27 estados de la Unión Europea.

¿Qué es la Red Jaguar?

La Red birregional América Latina – Unión Europea se considera un instrumento eficiente y útil para el impulso así como el apoyo de acciones de lucha contra los delitos medioambientales, sus delitos conexos y la preservación de la biodiversidad, adaptándose a las realidades de ambas regiones.

Su vocación es la de integrar a las instituciones y operadores de protección de la naturaleza y lucha contra los delitos ambientales de reconocido prestigio con profesionales de la rama policial para crear una dinámica de interacción que beneficie a todos los países y sus instituciones.

Objetivos de la Red Jaguar:

  • Compartir espacios comunes relacionados con temas ambientales.
  • Facilitar el acceso a la información y a las oportunidades que permitan fortalecer la persecución de los delitos ambientales de forma integrada entre América Latina y la Unión Europea.
  • Ser un instrumento de puntos de contacto institucionales formalmente designados, que representan instituciones de Estados Miembros y que sirven para facilitar la cooperación policial en la temática.
  • Ampliar la visión y el alcance en la lucha contra los delitos medioambientales mediante el intercambio de experiencias, formas de trabajo, métodos de investigación y nuevos métodos criminales.
  • Divulgación académica, científica, de investigación, de creación mecanismos ad hoc temporales como Equipos Conjuntos de Investigación y los Equipos Multidisciplinares Especializados.
  • Promoción de mejoras legislativas futuras homogéneas de carácter nacional e internacional en su campo de actuación.

Contexto de los delitos medioambientales en Latinoamérica

En América Latina la minería, el tráfico de especies protegidas y la deforestación ilegal, las cuales están intrínsecamente vinculadas, han experimentado un importante cambio y crecimiento en los últimos años por razones de seguridad, económicas y sociales.

En el caso de los delitos relacionados con la flora y fauna, su incremento ha sido sustancial en los últimos años, llegando a ser el tercer negocio ilegal más lucrativo del mundo según Interpol, debido a la “gran demanda” existente en ciertos países, tanto desarrollados como emergentes, que favorecen el desarrollo de estructuras criminales itinerantes y con gran capacidad de adaptación a las demandas que surgen.

El incremento de los delitos contra la flora y fauna está intrínsecamente vinculado al aumento de la minería ilegal y a la deforestación porque unos delitos retroalimentan a otros.

En consecuencia, la lucha contra los delitos medioambientales no sólo supone un problema ambiental y de biodiversidad, sino que afectan negativa y directamente al desarrollo humano de las comunidades, a las poblaciones indígenas que habitan en América Latina, al desarrollo económico sostenible de los países involucrados, a la seguridad de los ciudadanos y al cambio climático en todo el Planeta.

El trabajo de EL PAcCTO contra los delitos medioambientales

EL PAcCTO ha apoyado la organización de diversas actividades y acciones concretas para fortalecer la lucha contra los delitos medioambientales. Una de esas actividades fue un Taller multipaís para fortalecer la lucha contra los delitos medioambientales en la Cuenca del Amazonas que tuvo lugar en Río de Janeiro, Brasil, en mayo de 2018. A la actividad acudieron representantes de los ministerios públicos y de las policías de Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador y Perú.

A ello se han sumado diversas actividades, entre otras, una misión sobre terreno en Guyana francesa para armonizar procedimientos de intervención y actuación policial conjuntos en la lucha contra la minería ilegal de oro en la que participaron los países de la cuenca del Amazonas y Francia, lo que contribuyó a planificar las operaciones conjuntas entre la Guyana francesa y Brasil.

También, una reunión para la preparación de los días operacionales de EUROPOL, SEPNA, SEPRONA, OCLAESP y países latinoamericanos sobre delito medioambientales se llevó a cabo en Ciudad de México, en mayo del 2019 con el fin de permitir la realización de operaciones concretas en materia de lucha contra estos delitos en 6 países de Latinoamérica

Finalmente, para ampliar el trabajo con otros países de la región, se organizó a finales del 2019  en Bogotá, Colombia, un Seminario regional sobre delitos medioambientales en América Latina donde participaron 12 países latinoamericanos.

A principios de marzo de 2020 se acompañó a países latinoamericanos en una reunión, en Madrid, de preparación de operaciones conjuntas entre América Latina y la Unión Europea, sobre delitos ambientales con la finalidad de definir las investigaciones prioritarias, establecer calendarios específicos e intercambiar información sobre los grandes casos que se apoyaran.

También y en paralelo a la actividad, se realizó una reunión de la red europea de policías especializados en delincuencia ambiental, EnviCrimeNet, a la que también acudieron los puntos de contacto oficiales de los países latinoamericanos de la Red Jaguar que contó con mesas de trabajo enfocadas a problemáticas específicas, así como a la evolución de la red de policías europeos especializados en delitos ambientales (EnviCrime Network).

 

EL PAcCTO seguirá apoyando y acompañando a la región latinoamericana con más acciones en la lucha contra los delitos medioambientales y delitos conexos.