Europa y latinoamérica / Covid-19

La COVID 19 y los residuos sanitarios

07 abril 2020
Desechos sanitarios

La Organización Mundial de la Salud está ofreciendo a todos los países la información más correcta para la prevención y control de infecciones. También exige a todos los actores implicados en la lucha contra la pandemia encontrar soluciones rápidas para la gestión de las grandes cantidades de residuos médicos que se generan y cumplir con los procedimientos legales.

En este ámbito EUROPOL ha puesto en marcha RETROVIRUS, un operativo para el control y tratamiento especial de los residuos sanitarios que se están produciendo actualmente y que reúne las diferentes medidas de prevención ya aplicadas por municipios y centros de salud en Europa.

Gestión de Residuos.

Dentro de la Unión Europea, además de la guía de la Comisión Europea para el envío de residuos durante la crisis, los municipios encuentran soluciones utilizando diferentes métodos:

– Contenedores especiales en ciudades,
– Procedimientos especiales para recoger y tratar los residuos potencialmente peligrosos.
– Vertedero público cerrado,
– Recogida selectiva para residuos peligrosos y potencialmente peligrosos.

Además, las cargas inesperadas de desechos sanitarios implican riesgos como:

– Actividades delictivas que proponen la recolección fácil

– Depósitos no autorizados.

– Uso de contenedores de basura clásicos para desechos médicos contaminados.

Una fuente de contaminación y de alto riesgo para la salud pública es el hallazgo de artículos de protección individuales como máscaras y guantes en las áreas públicas, lo que supone un peligro para la sociedad.

Para evitarlo, algunos organismos encargados de hacer cumplir la ley son un punto clave en la acción de los Estados miembros. Por ejemplo, el portugués Guarda Nacional Republicana se comunica a través de la red social sobre este tema. Al mismo tiempo, en España, la Fiscalía de Medio Ambiente y Urbanismo envió instrucciones a los fiscales para supervisar posibles comportamientos delictivos en el tratamiento de los residuos

Según EUROPOL, problemas muy graves como la aparición de máscaras faciales en el océano en todo el mundo amenazan al medio ambiente, trayendo consigo la propagación de la pandemia y otras enfermedades así como la contaminación del mundo marino.

El 6 de marzo en Wuhan (China), punto cero de la pandemia se generaron 200 toneladas de residuos médicos obligando a las autoridades a quemar estos residuos en centros no especializados, a trasladarlos a otras partes de China o a comprar soluciones tecnológicas extranjeras.

La Agencia de Medio Ambiente de Yakarta en Indonesia da instrucciones para procesar los guantes y máscaras, donde las autoridades también tienen en cuenta la situación.

 

Este informe elaborado por EUROPOL, contiene información de fuentes exclusivamente abiertas y tiene como objetivo actualizarse periódicamente.