Europa y latinoamérica / Covid-19

EL PAcCTO en tiempos del Covid-19

25 marzo 2020

Estimados socios, colegas, amigas y amigos de América Latina y la Unión Europea,

Desde hace unos días estamos viviendo una situación extraordinaria que nos obliga a ir repensando nuestra forma de trabajar, y una vez haya pasado, a lo mejor nos lleve también a reflexionar sobre la marcha de nuestro mundo.

Desde el inicio de esta semana, todos los equipos de EL PAcCTO estamos teletrabajando desde casa usando todas las herramientas disponibles para mantener un contacto esencial que garantice que la dinámica colectiva siga viva.

Todas y todos seguimos activos y volcados para asegurar que la situación actual impacte lo menos posible en la implementación del Programa. Si bien hemos tenido que suspender todas las actividades programadas hasta finales de abril, nos estamos esforzando para anticipar de la mejor manera posible la reanudación de las mismas, cuando la situación lo permita.

«Nuestros socios de América Latina tendrán un papel fundamental para orientarnos»

Con más de 240 actividades previstas en nuestro Plan Anual de Acción, es evidente que la crisis del Covid-19 tendrá consecuencias. Somos conscientes de ello, y de que no estaremos en capacidad de realizar todo lo que se había previsto. Cada miembro del equipo está movilizado para valorar cómo vamos a poder reagendar, fusionar o reprogramar las actividades que no se van a poder implementar en las próximas semanas. Sin duda, será necesario un trabajo de priorización, en el que nuestros socios de América Latina tendrán un papel fundamental para orientarnos de la mejor manera posible.

A estas alturas, desde el Programa, consideramos que la coordinación interinstitucional, el fortalecimiento de la cooperación internacional, así como el enfoque puesto en los beneficios procedentes del delito deben mantenerse como ejes prioritarios para 2020.

El aislamiento y la privación de libertad

Estos tiempos de aislamiento también son propicios para realizar trabajos de fondo, que el ritmo intenso de implementación del Programa no siempre nos permite hacer. En las próximas semanas, compartiremos los frutos de estos trabajos.

También son tiempos útiles para la reflexión. Muchos de nosotros nos enfrentamos a una dura realidad: la privación de un derecho fundamental que es el de salir y entrar libremente. Esta privación de libertad que vivimos por primera vez en nuestras vidas, aunque no es comparable con las situaciones de encarcelamiento como tal, nos podría llevar a reflexionar sobre este concepto. Aceptamos esta restricción de nuestra libertad por un interés superior que es la seguridad sanitaria de nuestras sociedades y de nuestros conciudadanos.

Asumimos que es una medida extraordinaria que se tiene que aplicar de forma excepcional porque existe un peligro evidente e inminente para la sociedad. A lo mejor, podríamos reflexionar sobre el hecho de que, en toda situación, la privación de la libertad sólo puede ser una medida extraordinaria, destinada a proteger la sociedad en su conjunto, lo que hoy en día, lamentablemente no es el caso.

Cuenten con el apoyo de EL PAcCTO

En estos momentos difíciles, durante los cuales tenemos que aprender mucho sobre nosotros mismos, cuenten con la movilización de los equipos de EL PAcCTO. Siguen a su entera disposición, para continuar trabajando en todo lo que se pueda hacer. Pronto estaremos en condiciones de retomar un ritmo normal de implementación del Programa y de volver a vernos.

Mientras tanto, cuídense, a sus familiares y a todos sus conciudadanos. Los que luchamos contra el crimen organizado sabemos que hay combates difíciles. Este es uno más y, unidos, lo superaremos.

Seguimos conectados. Somos EL PAcCTO y seguiremos siendo EL PAcCTO.

¡Hasta pronto!