América Latina / INTERPOL

Detenido en Bolivia, con la ayuda de INTERPOL, un barón de la droga huido

11 octubre 2019
INTERPOL CAPTURA

Jesús Einar Lima Lobo Dorado, un ciudadano boliviano de 52 años, fue detenido a finales de septiembre en Santa Cruz de la Sierra a raíz de una operación internacional que contó con el apoyo de INTERPOL.

Al parecer, el prófugo es el cabecilla de una red delictiva conocida como la “familia Lima Lobo”, que supuestamente se dedica al tráfico internacional de drogas transportando la mercancía a través de varios países de la región amazónica por medio de una flotilla de aviones privados.

Asimismo, se cree que la red mantiene vínculos con carteles de narcotraficantes colombianos y con el grupo mafioso brasileño “Primer Comando de la Capital”.

Tras una reunión operativa celebrada en Buenos Aires en octubre de 2018, el caso del presunto barón de la droga fue uno de los asuntos en los que se centraron las actividades de la Subdirección de Apoyo a la Búsqueda de Prófugos (FIS) de INTERPOL en el marco del proyecto EL PAcCTO (Europa-Latinoamérica: Programa de Asistencia contra el Crimen Transnacional Organizado).

La reunión generó pistas de investigación, al intercambiarse información entre las Oficinas Centrales Nacionales de INTERPOL en La Paz y Brasilia, así como con la Subdirección FIS, sita en la sede de la Secretaría General, lo que facilitó la detención del fugitivo.

Las autoridades bolivianas han detenido al sospechoso en espera de su extradición a Brasil.

“La esencia de nuestro mandato consiste en ayudar a los países miembros a poner a los prófugos en manos de la justicia, y esto es lo que hacemos”, declaró el Secretario General de INTERPOL, Jürgen Stock.

“La cooperación policial internacional es fundamental, ya que para los delincuentes no existen fronteras”.

Jürgen Stock, Jefe de INTERPOL

“Sin la notificación roja y nuestra estrecha colaboración con Bolivia y Brasil a través de EL PAcCTO, es probable que este fugitivo aún estuviera huido”, añadió el jefe de INTERPOL.

Las notificaciones rojas, que se hacen llegar a los 194 países miembros de INTERPOL, son una poderosa herramienta de rastreo de prófugos internacionales que sirve para comunicar a las fuerzas policiales de todo el mundo la búsqueda de un sospechoso y para solicitar su detención preventiva en espera de su extradición.

El apoyo de INTERPOL a EL PAcCTO se inscribe en un proyecto de tres años de duración financiado por la UE para crear y desarrollar un mecanismo permanente de búsqueda de fugitivos en toda Latinoamérica. En esta alianza con INTERPOL participan Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Panamá y Perú.

El proyecto tiene como objetivo localizar y detener a los prófugos más buscados, por medio de investigaciones conjuntas y el uso de las capacidades policiales mundiales de INTERPOL.

Desde la primera reunión operativa de INTERPOL en apoyo de EL PAcCTO, celebrada en octubre de 2018, se han examinado 90 casos relacionados con notificaciones rojas, lo que ha conducido a 24 detenciones y a la obtención de información policial de gran utilidad sobre varios casos pendientes de resolución.