América Latina / Investigación de fugitivos

Capturado después de haber permanecido 26 años huido

07 febrero 2020
Un prófugo colombiano condenado por violación y asesinato fue detenido en una operación mundial
Un prófugo colombiano condenado por violación y asesinato fue detenido en una operación mundial

Veintiséis años después de que Nancy Mestre Vargas no volviera a casa tras salir a festejar el fin de año en Barranquilla (Colombia), su asesino fue detenido en la ciudad brasileña de Belo Horizonte, donde había estado viviendo con una identidad falsa.

Jaime Saade Cormane había permanecido huido desde que violó y asesinó a Mestre Vargas en 1994. Era una de las personas buscadas por el programa INTERPOL: Support to EL PAcCTO 

21 prófugos detenidos

En octubre del pasado año representantes de la policía de ocho países se instalaron en la Oficina Regional de INTERPOL en Buenos Aires. Se centraron en algunos de sus fugitivos más notorios.

En esa operación fueron detenidas 21 personas. Todas ellas eran objeto de notificaciones rojas, entre las que se encontraban personas buscadas por delitos contra menores, tráfico de drogas, homicidio y delitos sexuales. También se logró localizar a nueve fugitivos más buscados por delitos graves.

«Siempre que la policía detiene a un prófugo, se transmite el mensaje contundente de que nadie está fuera del alcance de los organismos encargados de la aplicación de la ley, independientemente de lo lejos que esté y del tiempo que pase huyendo», declaró el Secretario General de INTERPOL, Jürgen Stock. «Operaciones como las del proyecto EL PAcCTO demuestran lo que se puede lograr cuando los investigadores ponen en común sus conocimientos y recursos».

Un centro de mando para el seguimiento de prófugos

El perfil de Jaime Saade Cormane fue uno de los más de 100 perfiles de prófugos que las organizaciones de policía nacional presentaron para su búsqueda en el marco de la operación de EL PAcCTO e INTERPOL. Tras un análisis, se elaboró una lista definitiva de objetivos.

A lo largo de tres meses las fuerzas policiales, aprovechando el trabajo del centro de mando de la Oficina Regional de Interpol en Buenos Aires, intercambiaron más de 500 mensajes de información policial sobre los prófugos fijados como objetivo. Gracias a este trabajo la Policía Federal de Brasil pudo detener a Jaime Saade Cormane, de 57 años.

Todos los prófugos detenidos o localizados gracias a esta operación se encontraban en Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Ecuador, España, Estados Unidos, Panamá, Perú y Suiza.

La colaboración de EL PAcCTO con INTERPOL tiene por finalidad la creación y el desarrollo de un mecanismo permanente de investigaciones sobre fugitivos en toda América Latina. Cuenta con la participación de Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Panamá y Perú.