América Latina / inteligencia penitenciaria

Procedimientos de inteligencia penitenciaria como clave en la lucha contra los grupos organizados en centros penitenciarios

24 septiembre 2018

 

Con el compromiso de apoyar el desarrollo de la inteligencia penitenciaria en América Latina, EL PAcCTO, a través de su componente penitenciario y con la colaboración del componente policial y expertos europeos organiza, en la ciudad de Lima en Perú, una actividad sobre inteligencia penitenciaria.

 

Durante los días que dura el taller, expertos europeos y latinoamericanos intercambiarán experiencias y herramientas sobre los temas prioritarios en la lucha contra la infiltración del crimen transnacional organizado y su fortalecimiento dentro de los sistemas penitenciarios en América Latina. Una infiltración que se da sobre todo a través de grupos criminales internacionales.

 

La implementación de las mejoras en la recolección y centralización de informaciones es la prioridad de muchos países, ya que, en muchos casos, se pierde información en la comunicación entre fuerzas policiales y judiciales.

 

Directores, subdirectores y técnicos de Institutos Nacionales Penitenciarios, cuerpos policiales y  prefectos de los Ministerios de Justicia de los 13 países latinoamericanos que participan en el taller, trabajarán conjuntamente para desarrollar maneras de trabajar dentro de sus competencias a nivel de inteligencia penitenciaria en la implementación de técnicas de investigación en los centros seguridad ciudadana, tratamiento de la  información penitenciaria yo buen uso de las fuentes recolectadas.

 

La problemática de los sistemas penitenciarios en la región requiere la generación constante de protocolos de actuación que sean comunes y que puedan homologar técnicas de investigación desde el punto de vista de cada institución. Dentro de una investigación cada institución aporta información concisa, que complementa la función del otro.

 

El sistema penitenciario de un país es la tarjeta de visita de todo el sector penal. Por ello, cuanto más eficiente es, mayor es la posibilidad de que contribuya a proteger a la comunidad de los riesgos asociados con la peligrosidad de las personas detenidas, a reducir los porcentajes de reincidencia, a trabajar en favor de la reinserción social de los reclusos y a tener un efecto disuasorio sobre los que cometen delitos.

 

A estos efectos, el entorno penitenciario debe ser seguro, fiable y legal, al igual que las instituciones responsables de la gestión de los centros penitenciarios.

 

La inteligencia penitenciaria es una herramienta para el control de los eventos y flujos dentro del instituto penal y del sistema penitenciario en su complejo, incluyendo también a los arrepentidos.