América Latina / Europa / Corrupción / Crimen Organizado

Encuentro anual: Corrupción y crimen organizado

20 julio 2018

El encuentro anual de programa de apoyo a la Seguridad Ciudadana y el Estado de Derecho en Latinoamérica, EL PAcCTO (Europa Latinoamérica Programa de Asistencia contra el Crimen Transnacional Organizado), que se celebró en Quito, Ecuador reunió a 15 países de Latinoamérica y a representantes de instituciones de las dos regiones en torno a la corrupción y su relación con el crimen transnacional organizado.

Durante tres días, funcionarios de alto nivel y técnico especializados en control interno de instituciones policiales, de justicia y penitenciarias; lucha contra la infiltración y la corrupción; y las redes y organismos anticorrupción en América Latina y la Unión Europea, como la Oficina Europea Anti-Fraude (OLAF) han compartido sus propias experiencias y aprendizajes con el objetivo de mejorar en su lucha contra la corrupción y mejorar la cooperación internacional entre instituciones.

La Embajadora de la Unión Europea en Ecuador, Marianne Van Steen, durante la inauguración del encuentro explicó que “la corrupción está trayendo un coste en tema de costes humanos, de gobernabilidad y económico. El objetivo es un aprendizaje mutuo, conocerse y crear dinámicas de trabajo. Compartir experiencias, aprendizajes y éxitos”. En el acto de apertura participaron además el Ministro de Interior de Ecuador, Mauro Toscanini y el Coordinador Misional de la Fiscalía de Ecuador Galeano Balcázar, quien afirmó que «la lucha contra el crimen organizado es un desafío internacional. Requiere una actuación especializada de las instituciones de justicia.»

Líneas de trabajo durante el encuentro

Bajo el título “La corrupción como elemento facilitador del crimen organizado”, el encuentro giró en torno a las tres líneas de trabajo del proyecto: cooperación policial, cooperación entre sistemas penitenciarios y cooperación entre sistemas de justicia.

Temas como la relación de las instituciones con los medios de comunicación, los códigos éticos y el control interno de las instituciones, la prevención y detección de la corrupción en todos los sistemas, la coordinación nacional y la cooperación internacional en la lucha contra la corrupción son algunos sobre los que se intercambiaron experiencias.

Conclusiones del encuentro y hoja de ruta:

Los participantes de los 15 países de América Latina presentes en el encuentro mostraron su acuerdo en diferentes puntos. Por un lado, en potenciar los códigos deontológicos y los sistemas de control interno en las instituciones. Sirviendo de referencia a nivel regional en América Latina el Código de Ética Judicial Iberoamericano, desarrollado por la Cumbre Judicial Iberoamericana.

Además, se concluyó en que, se debe fomentar la coordinación entre las instituciones nacionales, mediante figuras estables o protocolos de comunicación, etc. Un ejemplo de ello es la constitución de grupos de trabajo conjuntos entre fiscalías, policías, unidades de inteligencia financiera, etc., así como el desarrollo de modelos de inteligencia penitenciaria.

Una herramienta particularmente interesante son los equipos conjuntos de investigación. Con todo eso, se definieron necesidades y posibilidades de actuaciones concretas por parte de EL PAcCTO en adelante, tanto en el plano nacional como en el multinacional y regional, así como entre Latinoamérica y la Unión Europea.