América Latina / Cibercrimen

Cooperación internacional contra el cibercrimen

25 octubre 2019
Inauguración Taller Cibercrimen

El taller regional que ha organizado EL PAcCTO en Santiago de Chile ha tenido como objetivo diseñar modelos de organización y procedimientos de unidades policiales y de órganos del ministerio público especializados en la lucha contra el cibercrimen, y definir sistemas de cooperación internacional efectiva en América Latina y la Unión Europea.

Representantes y expertos de 16 países de Latinoamérica y Europa, junto a  Ameripol, Ciber Red, Cumbre Judicial Iberoamericana ,GLACY +, Europol e Interpol han participado en el taller inaugurado por Antonio Segovia, director de la Unidad de Cooperación Internacional de la Fiscalía de Chile, Juan Gama, director de EL PAcCTO y Pascal Benitez, coordinador del componente de cooperación policial de EL PAcCTO.

Los participantes pusieron de manifiesto que uno de los puntos más importantes es la cooperación policial con otros países, así como la coordinación a nivel nacional entre agencias o departamentos, teniendo en cuenta que para que las relaciones y/o cooperación entre unidades policiales sea efectiva, las técnicas deben modernizarse y debe existir un punto de contacto constante entre las redes que luchan contra el cibercrimen.

“La naturaleza transversal del cibercrimen obliga a la coordinación y cooperación entre diferentes actores que tienen asignadas diferentes responsabilidades y capacidades en la protección del ciberespacio”, explicó el jefe del departamento de delitos telemáticos de la Unidad Central Operacional de la Guardia Civil española, el Teniente Coronel Juan de Sotomayor.  “En este contexto, la coordinación y cooperación es esencial en todos los niveles, operacional y estratégico, local/regional y central”, añadió Sotomayor.

Durante el taller también se puso de manifiesto que las técnicas de investigaciones europeas como los monitoreos de contenidos online, actividades de ciberpatrulleo, las extracciones de evidencias electrónicas y sobre todo el requerimiento de control judicial para el acceso a las pruebas electrónicas son cuestiones que cuesta mucho incorporar en un marco procesal en América Latina por la falta de coordinación institucional entre los pares.

El proceso de especialización en cibercrimen tiene como objetivo la preparación específica y reforzada para la investigación y persecución de fenómenos criminales especialmente graves o complejos. Según la Fiscal adscrita a la Unidad Central contra la Criminalidad Informática de la Fiscalía General del España, Patricia Rodriguez, “las nuevas técnicas de investigación como agentes encubiertos informáticos, el registro de sistemas informáticos y dispositivos de almacenamiento masivo y el registro de forma telemática de ordenadores y sistemas informáticos son técnicas excepcionales y para delitos muy graves, deben implementarse si se requiere una respuesta inmediata y contundente a través de las instituciones del Estado”.

Manuel de Almeida Pereira, representante de GLACY+, participó por videoconferencia desde Rumanía y expuso la legislación y los principios generales del Convenio de Budapest, cuya información ha servido para aclarar la perspectiva de algunos países en temas de conservación y protección de datos, las tipificaciones efectivas y los plazos de prescripción.

La lucha contra el cibercrimen afecta a una amenaza más amplia: la lucha general contra las capacidades tecnológicas del crimen organizado. Las carencias en materia de ciberdelito significan que eso mismo sucede en el combate a los grandes tráficos y contra las organizaciones transnacionales.

EL PAcCTO está dando continuidad a la lucha contra el cibercrimen mediante actividades de carácter regional y multipaís, fruto de ello se constituyó la Red ELIPSIA, de policías especializadas en la lucha contra la pornografía infantil por internet entre América Latina y la UE, integrando al EMPACT y a Europol en la misma red.